CONTROL DE PLAGAS Y FUMIGACIONES EN MADRID DESDE 1985

Entrevista | Riesgos del uso de insecticidas domésticos.

11/07/2023

últimas entradas

10/08/2023

Palomas urbanas: riesgos para la salud pública.

23/06/2023

¿Cómo detectar la presencia de cochinilla en tu jardín?

14/06/2023

Entrevista | Xilófagos – ¿Cómo escuchar lo que otros no oyen?

¿HABLAMOS?

Solicite ahora un presupuesto sin coste ni compromiso.

insecticidas plagicidas domésticos

En los últimos años hemos visto un incremento del número de productos para el control de plagas que  pueden adquirirse en tiendas o supermercado. Sin embargo, existe poca información sobre la forma de uso, su eficiencia y, principalmente, los riesgos que pueden presentar para la salud de las personas y animales domésticos. 

En esta entrevista, nuestro técnico aplicador Marcos García Berruezo nos cuenta cómo está este asunto, y nos da unos cuantos consejos en caso de tener que utilizarlos.  


Si te parece, comenzaremos hablando de la aparente proliferación de los productos insecticidas domésticos, que pueden adquirirse en tiendas online o supermercados. ¿Esto es realmente así?

Sí, esto es así. Cada vez existen más marcas, más formulaciones y, por tanto, más oferta de compra. Este hecho puede ser preocupante en muchos sentidos, principalmente porque la gente que los compra no sabe realmente lo que está comprando, ni cómo se usan o dónde se deben usar. 


¿Qué tipo de productos insecticidas podemos encontrarnos en un supermercado?

Prácticamente, te diría que hay de todo. Desde productos que se usan para fregar el suelo hasta aerosoles. Productos contra roedores, contra insectos voladores (ej., mosquitos), contra insectos rastreros (ej., cucarachas), etc. Existen productos que no hay que mezclarlos con agua para usarlos (lo que llamamos de aplicación directa), y hay otros que sí necesitan diluirse. 

Vamos, una gama muy amplia al alcance de cualquiera aunque, en realidad, muy poco efectiva. 


Supongo que la gente puede pensar: «si puedo comprar cualquier tipo de producto insecticida en un supermercado, ¿por qué iba a necesitar a una empresa de control de plagas?»

La respuesta es sencilla. Porque este tipo de productos domésticos no llegan a la efectividad que alcanzan los productos profesionales usados por las empresas especializadas de control de plagas. 

Además, se debe entender que cualquier tipo de producto debe aplicarse de la forma correcta, pues mal empleados no serán efectivos y/o podrán desembocar en otro tipo de problemas. 

Con una empresa de control de plagas te aseguras que el tratamiento será aplicado correctamente, con las medidas de seguridad necesarias para cada tipo de tratamiento y se evitará cualquier posible contaminación (tanto alimentaria, de personas o animales domésticos o incluso medioambiental). 

Es muy importante entender que para controlar una posible plaga, no sólo se necesita tener el producto (insecticida) sino que, igual o más necesarios, es conocer su biología y comportamiento para intuir dónde se encuentra, cuándo y por dónde se mueve. Esta información nos ayuda a definir el tratamiento más efectivo en cada caso. Conocimientos y experiencia que sólo tienen los profesionales del control de plagas. 


¿Es cierto que un insecticida doméstico puede representar un riesgo, serio incluso, para la salud de las personas y/o animales domésticos?

Sin lugar a dudas. Los insecticidas domésticos pueden representar un riesgo bastante alto porque las formulaciones que tienen no dejan de ser productos químicos susceptibles de producir intoxicaciones, alergias, afectar a la respiración, producir reacciones dermatológicas, urticarias u otro tipo de problemas. 

Además, hacer un más uso de estos productos, o incluso almacenarlos incorrectamente en casa, puede producir otro tipo de contaminaciones, ya sean alimentarias, ambientales, etc. 

Si te fijas, en las etiquetas de estos productos insecticidas en muy raro encontrar el modo de empleo correcto según el problema que se tenga. 


¿Se podría decir que el uso de insecticidas domésticos no acaba realmente con los problemas de plagas?

Sí, se puede. El problema de estos insecticidas domésticos es que no son realmente efectivos, tanto por la utilización, la cantidad empleada, su composición (se bajan las concentraciones químicas para poder venderlos en supermercados o tiendas), como por el efecto que producen en los insectos y la persistencia (i.e., el tiempo que dura su eficiencia) que tienen. 


Aquí reaparece el error clásico de «repeler» (en lugar de «atraer») a las plagas para combatirlas. ¿Esto es así?

Tienes toda la razón. Es un punto muy importante. Dependiendo de la biología del insecto o del lugar donde estemos, necesitaremos combatir el problema de una forma o de otra. 

Usar productos atrayentes, por ejemplo, no quiere deicr que vayan a venir más insectos del exterior. En realidad, lo que significa es que los insectos que nos están produciendo el problema irán al producto insecticida, lo consumirán y, por lo tanto, podremos controlar su población. 

Creo que tenemos una entrevista estupenda de nuestro compañero Mario Arredondo donde nos cuenta en más detalle este asunto. 


Has mencionado la duración de los efectos de los tratamientos. ¿Podrías decirnos si los productos domésticos tienen la misma persistencia que los productos profesionales?

No, por su puesto que no. La persistencia es mayor en los productos insecticidas que usamos los profesionales del control de plagas. 

No sólo es que por su composición duren más tiempo, sino que sabemos cómo hemos de aplicarlos y qué aplicar para que estas persistencias duren los máximo posible. Los productos de supermercado muchas veces indican que valen contra varios tipos de insectos, sin embargo, los profesionales revisamos el tipo de plaga concreta para dar la mejor solución y que el efecto dure más y en condiciones de seguridad.


Hablando sobre la regulación del uso de sustancias tóxicas. Parece haber una contradicción entre las exigencias a las que deben someterse los profesionales del control de plagas (titulaciones y horas de experiencia), frente a los productos domésticos que pueden ser adquiridos (y utilizados) por cualquier persona. ¿Puede explicarnos cómo ves tú esta situación?

Para poder manipular y aplicar los productos insecticidas, contra cualquier tipo de plaga, hace falta, por ley, formarse y especializarse. Los certificados de profesionalidad (necesarios para poder ejercer nuestro trabajo), son cursos de más de casi 400 horas entre teoría y práctica. Como puedes imaginar, es un tema que despierta mucho mal estar dentro de nuestro sector y contra el que se está peleando para endurecer la regulación de la venta de este tipo de productos.

La proliferación de los productos insecticidas domésticos viene dada por la ley de la oferta y la demanda. Las empresas ofrecen productos para cubrir ciertas necesidades de los consumidores, lógicamente adaptándolos a los límites marcados por la ley. Por ejemplo, bajando las concentraciones de los productos químicos hasta que se puedan vender y usar sin certificaciones. 

Asimismo, todo esto puede tener consecuencias negativas, pues los profesionales nos ceñimos a  la efectividad con seguridad, evitando intoxicaciones, contaminaciones, etc. Mientras que cualquier persona sin conocimentos usará los productos que tenga a su alcance sin conocer previamente su modo de empleo. 


Sabiendo ya todo esto, ¿qué recomendaciones le darías a una persona que estuviera pensando en adquirir uno de estos insecticidas domésticos?

Pues lo primero que le diría es que, aunque fuese sólo para asesorarse, que contactase con empresas profesionales. Las empresas de control de plagas recibimos muchas llamadas de clientes que no cuentan sus problemas específicos y nosotros les asesoramos dependiendo del tipo de plaga que tengan. Para poder controlar, de forma efectiva, un problema de plagas, lo más efectivo en contactar con profesionales.

Y después, si aún así deciden emplear productos de supermercado, principalmente les diría que tengan precaución y cuidado porque en las etiquetas no pone realmente qué problemas pueden ocasionar a largo plazo y, muchas veces, ni a corto. 


¿El uso indebido de un insecticida doméstico puede agravar un problema de plagas?

Por supuesto. Déjame poner un ejemplo. Si tienes cuatro mosquitos y contactas con un profesional, esos cuatro mosquitos, además de desaparecer pronto, es probable que no vuelvan a aparecer o que aparezcan en menor medida. Sin embargo, si se dejan proliferar, se intentan combatir con productos que no sabemos muy bien cómo actúan o la cantidad que hemos de aplicar, el problema inicial se puede multiplicar, haciendo más dificil su eliminación. 

Por eso, las personas que trabajamos en el sector del control de plagas, siempre recomendamos que, ante cualquier indicio de la presencia de una plaga, se entre en contacto con profesionales. De esta manera resulta posible entender la gravedad del problema, identificar la forma ideal de combatirla, contenerla y evitar que pueda ir a peor. Lógicamente, siempre con las medidas de seguridad pertinentes, los productos más efectivos del mercado y las recomendaciones que hemos de tener en cuenta a la hora de aplicar cualquier producto insecticida. 

+35
AÑOS
EN EL SECTOR
+18.000
CLIENTES
ATENDIDOS

SOLICITE UN PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

conTÁCTENOS

Póngase en contacto con nuestro equipo de especialistas y solicite una valoración de su caso y un presupuesto totalmente gratuito y sin ningún compromiso.

ESTAMOS A SU DISPOSICIÓN

Dónde encontrarnos

Póngase en contacto con nuestro equipo de especialistas y solicite una valoración de su caso y un presupuesto totalmente gratuito y sin ningún compromiso.

¡Síguenos en redes sociales!